El diseño básico del diamante ha cambiado poco desde la publicación de las Reglas Knickerbocker originales de la década de 1840. La distancia entre las bases ya se había establecido en 90 pies, como continúa hasta ahora. Por ensayo y error, los 90 pies se habían mostrado como la distancia óptima; 100 pies habrían dado demasiada ventaja a la defensiva, y 80 pies beneficiaría demasiado a la ofensiva. Como la parte atlética ha mejorado tanto para quienes defienden como para quienes atacan, los 90 pies mantienen el equilibrio adecuado entre el bateo y la defensa, ya que sigue proporcionando pruebas frecuentes entre la velocidad de un bateador-corredor y el lanzamiento de un jardinero o jugador del cuadro.

   Ha sido la distancia del lanzador al home, y otros aspectos del montículo y de lanzamiento en sí, los que se han modificado ligeramente ocasionalmente a lo largo de muchas décadas, en un esfuerzo por mantener un equilibrio adecuado entre el lanzador y el bateador.

   En contraste con la distancia entre las bases, la cual parece bastante natural, la muy específica distancia de lanzamiento de 60 pies y 6 pulgadas es una de esas rarezas del deporte que parecen un error a menos que uno conozca la historia:

  • En las Reglas Knickerbocker originales no se especifica la distancia de lanzamiento explícitamente.
  • En el momento de inicio de las Grandes Ligas de Béisbol en la década de 1870, el lanzador se veía obligado a lanzar desde dentro de una "caja", cuyo borde anterior estaba a 45 pies del punto de home. A pesar de que tenía que soltar la bola antes de cruzar la línea, como los jugadores de cricket, también tenía que empezar el lanzamiento dentro de la caja, por lo que no podía correr en el campo como lo hacen los bowler en este último deporte. Además, tenía que realizar los lanzamientos por debajo del hombro. En la década de 1880, los lanzadores habían dominado este tipo de lanzamiento bastante bien, habiendo sido testigo el año 1880 de dos juegos perfectos con una semana de diferencia.
  • En un intento por lograr un aumento del "bateo", el borde frontal de la caja retrocedió 5 pies en 1881, a 50 pies desde el home.
  • El tamaño de la caja fue modificado a largo de los próximos años. Se permitió a los lanzadores lanzar por encima del hombro a partir de 1884, inclinando la balanza a favor de los lanzadores de nuevo. En 1887, la caja se fijó en 4 pies de ancho y 5 1/2 pies de profundidad, con el borde frontal todavía a 50 pies del home. Sin embargo, el lanzador se vio obligado a soltar la bola con su pie en la línea de 55 1/2 pies de la caja, viédose algo restringida su capacidad de dar fuerza a la bola con su lanzamiento sobre el hombro. (Lansch, p.96)
  • En 1893, la caja fue reemplazada por la goma del lanzador. Entonces se añadieron exactamente 5 pies hasta el punto en que el lanzador debía realizar el movimiento del envío, de nuevo "para aumentar el bateo" (y era de esperar que para aumentar la boletería, dado que para entonces la asistencia de los fanáticos al estadio había disminuido), dando como resultado la, aparentemente, particular distancia de lanzamiento de 60 1 / 2 pies. (Lansch, p.230)
  • Muchas fuentes tienden a decir que la distancia de lanzamiento evolucionó de 45 a 50 a 60 1/2 pies. Sin embargo, los dos primeros fueron del "punto de liberación" (donde se debía soltar la bola) y el tercero era "del punto de empuje" (inicio del movimiento), por lo que el aumento de 1893 no fue tan dramático como a menudo se implica, es decir, el cambio de regla de 1893 añadió a sólo 5 pies al punto de liberación, no 10 1/2 pies.
  • Originalmente, el lanzador hacía los envíos desde un terreno plano (como todavía lo hacen lanzadores de softbol), pero con el tiempo se desarrolló el montículo, inclinando de nuevo la balanza un tanto a los lanzadores.
  • El camino de tierra entre el lanzador y el receptor llegó a ser tan amplio como el cuadro del lanzador y se asemejaba a la zona de lanzamiento utilizada en el juego de críquet. A veces este camino se extendía a través de la zona de bateo y continuaba vía a la pared posterior del límite del campo. Una vez que el montículo del lanzador se desarrolló en forma circular, el camino se hizo más ornamental que práctico, y fue totalmente abandonado a fines de la década de 1940, aunque últimamente algunos equipos (como los Detroit Tigers) han vuelto a crear el camino de tierra en sus nuevos campos de juego por razones nostálgicas.

1

Capitalinos de Gran Canaria

Club de Beisbol y Softbol


El Zardo, San Lorenzo s/n

35103 Las Palmas de Gran Canaria

 

Teléfono: 34 650 685041

 

Fax: 34650685041

 

Dirección de correo electrónico:

 info@capitalinos.es

 

Mostrar perfil en la Real Federación Española de Beisbol y Softbol, RFEBS: 

 

https://www.rfebs.es/club/club-de-beisbol-capitalinos-de-gran-canaria/#1515587188788-da3d13d8-662e

 

Mostrar perfil de Facebook:

 

https://www.facebook.com/clubcapitalinos/

 

https://www.facebook.com/anotacionesyestadisticas/

 

Mostrar perfil de Twitter

 Beisbol Sub 12

Capitalinos vs Aguiluchos 

 Los Abrigos

26/1/19 @ 13:00

 Beisbol Senior, Valientes David vs Capitalinos GC,              El Zardo

19/1/19 @ 17:00

 

 

 

Liga Softbol Bola Puesta, 

Capitalinos Azul vs Capitalinos Gris, El Zardo

02/02/19 @ 17:00

¡Mensaje de nuestro Pdte Josue E. Fernandez, por el nuevo año 2019!

Enlace para ver el video publicado por el Presidente Josue E. Fernandez....

https://youtu.be/4ahoFSesJws

Sigue a Capitalinos...

Follow Capitalinos...

Bateo

Pitcheo

Defensa

Noticias destacadas...

¿Cómo llegar a El Zardo?

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
2019 © Capitalinos de Gran Canaria, Club de Béisbol y Softbol
Sitio Web Diseñado por "TWMrIscore"
email: info@capitalinos.es